"una sophia cubana que fuera tan sophia y tan cubana como lo fue la griega para los griegos" - José de la Luz y Caballero
Inicio Noticias

Panel de Control  Menor contraste Mayor contraste Valores por defecto Texto más pequeño Texto más grande
Desarrollado un primer Café-Philo en La Habana
Por:  Instituto de Filosofía

Primer café filosófico desarrollado en La Habana

Por primera vez, y a modo de ensayo, se desarrolló el pasado domingo 29 de abril un primer café filosófico o Cafès-Philo en La Habana. Esta actividad, de origen parisino, contó con la participación de más de 30 asistentes, en lo fundamental colegas del mundo de las ciencias sociales y la filosofía, estudiantes, a los cuales se les invitara para abrir esta modalidad de debatir sobre temas de filosofía.

Los cafés filosóficos, o Cafès-Philo, nacieron en París en 1992 cuando Marc Sautet, profesor de filosofía de la Sorbona y autor de Nietzsche para principiantes, dijo sentarse con sus amigos en Le Café des Phares de la plaza de la Bastilla con la idea de filosofar por fuera de la universidad. Desde entonces son una modalidad conocida, la de llevar la reflexión filosófica al terreno de la vida cotidiana, sacarla de los muros de la academia hasta un café, un teatro, un cine, un grupo específico y que esta no quede como la simple actividad de auditorios y debates académicos.  El café desarrollado contó con la presencia de Daniel Ramírez, conductor de cafés filosóficos en diversos sitios de París.

Hoy existen decenas de Cafès-Philo en Francia y más de ochenta en el resto del mundo, que van desde Finlandia a Nueva Zelanda y de Tokio a Barcelona, pasando por Israel, Honk Kong y Río de Janeiro. En Latinoamérica se organizan cafés en Buenos Aires, Lima, Quito, San Salvador, Tegucigalpa y varias ciudades de México, Santiago de Chile, etc..

Sus principios son simples: constituir espacios abiertos, de libre expresión, para que la gente se reúna y piense de manera colectiva sobre temas universales, más allá de su formación profesional y su origen socioeconómico. Los temas son escogidos por un moderador, casi siempre un filósofo de profesión, según las sugerencias de los participantes, que pueden ser amas de casa, abogados, estudiantes y, claro, ociosos con vocación para el pensamiento. No existen los a priori, es decir, ningún tema es rechazado de entrada, pues todo es susceptible de ser debatido con argumentos filosóficos. Y las lecturas o discursos tipo conferencia se evitan a toda costa.

Sin embargo esta primera experiencia habanera fue polémica,  pues a pesar de que se realizaba una tarde domingo, en un espacioso y verde portal, los temas propuestos fueron abatidos por los reclamos de no respetar la metodología pautada, las normas del buen llevar un café en París. Se argumentaba que en un café filosófico en La Habana tendría que contar con la flexibilidad, el buen llevar del moderador, un poco de choteo criollo, sin que esto restara importancia a los temas del debate. Los asistentes no gustosos de metodologías parisinas, argumentaron sobre los ritmos del país, el no enclaustramiento de la filosofía que se hace actividad práctica y cotidiana en el ir y venir, donde el tiempo tampoco sobra o el café es el lugar a donde precisamente se pueda llevar el debate premeditadamente. Sin embargo hubo elogios y parabienes que tal vez, tropicalizando un poco la idea bien podrían servir para desarrollar en un futuro otros debates de su tipo en los predios de un café, de un espacio público, con un grupo y que sirva para hacer ejercicio placentero de la capacidad de pensar, tal y como en los recién surgidos cafés en la céntrica calle 23 del Vedado se realizan presentaciones de libros, tardes de poesía, etc.

Está por delante el reto de realizar otros y de presentar un proyecto estable entre los entusiastas.



Añadir este sitio al Menú Favoritos de su navegador Inicio | Biblioteca Virtual | Revista Digital | Comunidad Virtual
Directorio Filósofos | Instituciones | Grupos, Cátedras
Eventos | Libros | Revistas | Cursos | Servicios | Sitios de Interés | Noticias
 
Diseñado por JOHNNY inside®